3. Antropometría

3.4. Tipologías humanas

Los distintos factores que intervienen en la variabilidad humana se manifiestan, principalmente, en las diferencias existentes entre los tipos corporales. Los «somatotipos» nos permiten clasificar objetivamente a las personas a partir de su estructura morfológica particular. En general esta estructura se configura a partir de las proporciones que se establecen entre los sistemas óseo y muscular y el volumen de grasa que almacena el cuerpo.

Los modelos morfológicos del cuerpo humano tipificados por Croney son: endomorfo, mesomorfo y ectomorfo.

  • Endomorfos o rotundos. Se relaciona con la forma que presentan las personas obesas. Suelen ser individuos anchos con bastante grasa superficial o subcutánea que modela individuos de formas redondeadas.
  • Mesomorfos o atléticos. Se relaciona con personas que realizan actividad física o deportiva. Son individuos con buen tono muscular y con poca grasa superficial que muestran un tipo corporal de apariencia angular y fuerte.
  • Ectomorfos o delgados. Se relaciona con personas que aparentan debilidad, posturas deficientes. Los individuos de este grupo disponen de poca grasa subcutánea, por ello suelen están delgados, sus extremidades parecen largas y su caja torácica es estrecha.